Crudo mexicano se desploma 22.36% y se vende en 18.78 dólares por barril

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube

El petróleo mexicano cayó este martes 22.36 por ciento, a 18.78 dólares por barril, de acuerdo con información de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con esto, el precio de la mezcla mexicana de exportación alcanzó su nivel más bajo en poco más de 18 años, es decir desde el 4 de marzo de 2002.

En los mercados internacionales, el precio del referencial internacional Brent cerró las negociaciones en 28.73 dólares por barril, tras una baja de 4.39 por ciento. En tanto que el estadounidense WTI llegó a los 26.88 dólares por barril, una reducción de 6.34 por ciento.

Esto ya que la pandemia de coronavirus amenaza con detener la economía mundial, golpeando la demanda en un momento en que la oferta está en alza.

Los mercados petroleros están lidiando con una agitación de la demanda sin precedentes a medida que la pandemia causa estragos en los viajes en medio de crecientes bloqueos.

Arabia Saudita planea enviar un récord de 10 millones de barriles por día en abril. Además busca reunir a líderes de países del G-20 para una asamblea de emergencia la próxima semana para discutir la respuesta global a la creciente crisis de salud.

La caída de la demanda coincide con una avalancha de oferta, ya que Arabia Saudita y Rusia participan en una guerra de precios por la cuota de mercado. La inestabilidad ha llevado a Irak a pedirle a la OPEP que celebre una reunión del Comité Conjunto de Supervisión Ministerial para considerar los pasos para reequilibrar el mercado mundial del petróleo.

La volatilidad se encuentra en niveles récord a medida que los inversores lidian con la posibilidad de una recesión mundial inducida por virus. La Reserva Federal anunció el reinicio de un programa de la era de la crisis financiera en un esfuerzo por detener el impacto económico del virus.

El Financiero