Los más tartufos de la 4T en Veracruz

Claudia Guerrero Martínez

El cambio. La transformación. Ahora vemos a payasos en el poder, quienes soberbios, piensan que gobernar es sinónimo de hacer mofa a los problemas que aquejan en el país y en los estados gobernados por MORENA, entre ellos Veracruz. Todos los días, la administración de Andrés M. López Obrador y Cuitláhuac García están más interesadas en informar ocurrencias, denostar a “adversarios”, a medios de comunicación, a empresarios y mostrar el enorme resentimiento que tienen, alentando a que el país se subdivida y polarizan para aplicar sus venganzas con el fin de destruir instituciones sólidas, sin respetar la Constitución.

Mientras en Veracruz se asesinaban a policías, queman patrullas y balean inmuebles donde albergan fiscalías en Tezonapa, Córdoba y Fortín, el que dice ser el gobernador y quien calienta la silla estatal, Cuitláhuac García, está chapeando una escuela en Boca del Río, junto con su staff de pillos colaboradores. Mientras la pandemia en Veracruz arroja terrible número de decesos y contagiados por COVID-19, el secretario de Gobierno invita a que el turismo pague enormes sumas para un recorrido en una destartalada lancha, la cual, navega en una zona de alta violencia y con enorme número de contagios.

Luego, mientras el CONEVAL reporta el incremento de personas en extrema pobreza elevando el porcentaje de un 7.6 por ciento, el presidente, disminuido y terco, sin importar la pandemia y muertos qué lamentar, obliga al regreso a clases, cuando en México, se reportan cifras alarmantes y escalofriantes de menores de edad y jóvenes contagiados, en un 90 por ciento de ocupación y capacidad en hospitales de todo el país.

Y en Veracruz, los tartufos mienten una y otra vez, extraviando propiedades recuperadas en la administración anterior o pretenden devolverlas a exduartistas, quienes en realidad, pagaron la campaña de Cuitláhuac García Jiménez en el 2018 y ahora, el gobernador está liquidando favores electorales.

Por eso, los actos de corrupción en este gobierno estatal son evidentes. Dejan huella en todas partes y creen que la Federación no los tocarán, permitiendo que la administración de Cuitláhuac García sea un cochinero, como se comprueba en los resultados de las Cuentas Públicas 2018 y 2019, con daños patrimoniales escandalosos y próximas inhabilitaciones en CAEV, Secretaría de Salud, Infraestructura y Obra Pública, Seguridad Pública y Educación. La Secretaría de Gobierno es la cuarta dependencia con mayor presupuesto estatal y manejan una partida secreta, misma, no han podido solventar, sin explicar tantos gastos en viáticos y salidas de dinero sin justificación legal.

La que sobrepasó la lógica y el cinismo, es la  ignorancia de militantes de la 4T y peor, de diputados locales en Veracruz, quienes han sido grises en sus gestiones, desempeños y ahora, opinan sobre asuntos políticos de otro país como España, cuando en México, no ven los graves problemas de un presidente dictatorial, junto con legisladores de MORENA en Veracruz ignorantes, analfabetas disfuncionales y lo peor, traumados, como es el caso de Rubén Ríos Uribe, a quien le hace falta leer,  pues los libros no hacen daño.

Los “honestos” piensan que el poder nunca se va a acabar y salieron peores, en comparación a los duartistas, hoy asesores del propio Cuitláhuac García.

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com