Hospitalizaciones y muertes por Covid-19 comienzan a repuntar en ciudades de EU que vivieron las primeras oleadas de Ómicron: NYT

Registered nurse Rachel Chamberlin, of Cornish, N.H., right, steps out of an isolation room where where Fred Rutherford, of Claremont, N.H., left, recovers from COVID-19 at Dartmouth-Hitchcock Medical Center, in Lebanon, N.H., Monday, Jan. 3, 2022. Hospitals like this medical center, the largest in New Hampshire, are overflowing with severely ill, unvaccinated COVID-19 patients from northern New England. If he returns home, Rutherford said, he promises to get vaccinated and tell others to do so, too. (AP Photo/Steven Senne)

Las primeras ciudades en Estados Unidos que fueron azotadas por el esparcimiento de la nueva variante Ómicron del coronavirus están registrando un repunte de muertes y contagios, informó este domingo The New York Times.

De acuerdo con la publicación, aunque la letalidad de la nueva ola de contagios de la Covid-19 es menor, el virus se propaga tan rápido que aumentan las cifras. En la capital de Washington y en las ciudades de Chicago y Nueva York, hubo un repunte de hasta el 150% en hospitalizaciones.

Tan solo una semana antes de navidad, Ómicron ya era la variante predominante en el país y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) han informado que aún es muy pronto para dimensionar el impacto del repunte de contagios, pero que los datos avizoran hacía dónde se dirige Estados Unidos.

En las ciudades de Nueva YorkChicago y Boston, primeros en reportar oleadas de Ómicron, las muertes no son avasalladoras como en otros estadios de la pandemia, sin embargo, el gran número de contagios de la nueva variante aumentarán las cifras de meses anteriores.

Según el Times, las personas que acuden a hospitales salen con más diagnósticos de la Covid-19 que en el año anterior debido a la infecciosidad de la variante Ómicron, incluso si estas acudían por otras dolencias. No obstante, algunos doctores también afirman que a los nuevos infectados del coronavirus les va mejor que a otros en el pasado.

Aun así, el número de pacientes con la Covid-19 que necesitan cuidados intensivos o ventilación mecánica se acerca a niveles no vistos desde el invierno anterior. Y la gran cantidad de pacientes es abrumadora para los hospitales, donde la escasez de personal, en algunos casos también por contagios, está poniendo a los trabajadores de la salud bajo una inmensa presión.

Ante los nuevos casos de la variante Ómicron, el personal de los hospitales de Estados Unidos se encuentra agotado y sin recursos. Se ven sumidos en un desorden que es diferente a las oleadas anteriores de Covid-19, pues las salas de emergencia son abrumadas por la gran cantidad de pacientes infectados que llegan. Algunos han renunciado ante la fatiga.

Ahora, muchos doctores están enfermos con la variante de rápida propagación. Con menos personal disponible para atender a enfermos, incluso un número menor de pacientes puede abrumar a las salas de emergencia y las unidades de cuidados intensivos, describió el Times.

Las personas mayores no vacunadas son particularmente vulnerables a la enfermedad grave de la Covid-19. Aproximadamente el 12% de las personas en Estados Unidos de 65 años o más no están completamente vacunadas, según datos de los CDC.

Latinus