Ícono del sitio Agendamx

Misantla: Entre el control por grupos delictivos, persecución a periodistas y traiciones de un alcalde enloquecido

Claudia Guerrero Martínez

El pasado 8 de junio fue detenido el contralor del Ayuntamiento de Misantla, Antonio Antonio Marín, por parte de policías quienes cumplieron la orden de aprehensión por el delito de violación en contra de una víctima, quien pudo señalar a sus agresores, dos hombres y una mujer, asegurando pertenecer a una banda bien organizada que perpetra una cacería de mujeres, para violarlas, usarlas como objetos sexuales y además, curiosamente, muchos de sus integrantes de esta agrupación delictiva son operadores del alcalde de Misantla Javier Hernández Candanedo, alias “La Panela”. No pierdan esta historia que destapará traiciones, incumplimiento de acuerdos con grupos delictivos y altos funcionarios del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

Desde la campaña de Javier Hernández Candanedo en el 2021, el entonces candidato del PT, MORENA y Verde Ecologista hizo acuerdos con grupos delincuenciales para que al ganar, ellos pudieran tener el control de la obra pública, Tesorería y Tránsito municipal. Y cuando “El Panela” toma protesta como presidente municipal de Misantla olvida dichos acuerdos y ahora, a Javier Hernández Candanedo lo han amenazado con revelar sus aficiones por golpear mujeres, desaparecer a enemigos y la presunta secta de la Santa Muerte, que  él financia y protege desde hace varios años.

Incumplimientos de acuerdos con políticos de Movimiento Ciudadano y Movimiento Cardenista, como Javier Martínez Mota, exesposo o exconcubino de Eleaney Sesma, actual impuesta dirigente del Verde Ecologista en Veracruz, la misma que en su periódico local El Chiltepín hablaba maravillas de Javier Hernández Candanedo, como se comprueba con la liga: http://elchiltepin.com/noticias/locales/166086/javier-hernandez-candanedo-candidato-querido-y-reconocido-por-el-pueblo-militantes-de-morena.html. Hoy, el hijo de la dirigente estatal del Verde Ecologista le incumplieron con el cargo que le prometieron para su hijo Emiliano.

Cabe destacar, la crisis en el Ayuntamiento de  Misantla por las renuncias de su director de Obras Públicas, José Alfredo Domingo Hernández y por el incumplimiento de acuerdos con el primo hermano del gobernador, el poblano Eleazar Guerrero Pérez, quien impuso a funcionarios municipales. Además, la directora de Tránsito Municipal, Mercedes Acosta Hernández presentó su renuncia por “motivos de salud”, pero en realidad fue por el pleito de la hermana de esta funcionaria, de nombre Laura Zoraida, actual pareja de Javier Hernández Candanedo, con  la hija mayor del alcalde Marlén Hernández Castillo.

Además, en mayo pasado también presentó su renuncia su Oficial Mayor, Narciso Chacón Hernández, bajo presión del sindicato de trabajadores del Ayuntamiento, así como la mayoría de los regidores del Cabildo rompieron con este enloquecido alcalde, quien pretende imponer sus criterios personales y no compartir el pastel llamado Misantla. A seis meses, este Ayuntamiento sufre un grave caos administrativo.

La detención de Antonio Antonio Marín es un escándalo en este municipio. Operador, aliado y amigo cercano a Javier “la Panela” Hernández Candanedo, hoy enfrenta la acusación por violación sexual en contra de una víctima, quien describió el horrendo episodio, al haber sido llevada a un hotel, drogarla, violarla y están prófugos dos cómplices, una mujer y otro hombre, por este crimen. Cabe destacar que la denuncia tiene cerca de dos años y presuntamente, por “la pandemia”, no se había ejecutado las órdenes de aprehensión.

Siendo director de una escuela de bachillerato, Antonio Antonio Marín elegía a mujeres al azar, pues como él mismo decía tener suerte con ellas, por ser “Bien parecido”, por lo que antes era el “ligue”, para después la amenaza y hasta literalmente levantarlas, violarlas y dejarlas a su suerte. La investigación va más allá, por posibles desapariciones en la zona y otros funcionarios municipales están involucrados, hasta el mismo presidente municipal, Javier Hernández Candanedo quien gusta de trabajos de magia negra, la Santa Muerte y realizar rituales.

Durante su detención, el alcalde de Misantla Javier Hernández Candanedo trató por todos los medios de sacarlo, hizo llamadas a altos funcionarios estatales de MORENA, entre ellos a Eleazar Guerrero y Eric Cisneros, hasta intentar sobornar a jueces, policías y agentes ministeriales.

Y este suceso, con una víctima qué lamentar, no tendría ninguna acción, si no hubiese traicionado a funcionarios estatales, aliados y hasta grupos delincuenciales, quienes le dictaron la plana a este Gobierno Estatal, para darle un escarmiento a este alcalde incumplido y traidor a los acuerdos.

También, la hija del presidente de Misantla es un verdadero dolor de cabeza. La joven de nombre Marlén Hernández Castillo se siente alcaldesa sin serlo, cuando su figura jurídica es la suplente a alcalde. Una joven que se fue de Misantla desde niña y ahora es llevada a ese municipio, pues su papá “El Panela”, no confía en nadie más que en ella.

Marlén se subió al ladrillo y se marea. Grita, insulta, es déspota y se pelea con todos, pues la niña no entiende la palabra diálogo. Piensa con el estómago como su padre y la violencia se aprende. Marlén Hernández Castillo ordena en todas las áreas, ante la constante ausencia de su padre, quien tiene miedo a  que los “malosos” lo vayan a buscar para que cumpla los acuerdos. Por eso, ella da la cara en el Ayuntamiento, sin experiencia gubernamental, ni administrativa, mucho menos trabajo social. Sólo sabe gritar, con esa “vocecita de pitido”.

El acoso a periodistas en Misantla es evidente. El galardonado con el Premio Estatal por el Club de Periodistas de México, el periodista Benito González Carabarín, director del periódico El Liberal de Misantla, mientras grababa un operativo realizado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública fue  agredido verbal y físicamente, propinándole golpes en la cabeza y le quitaron su celular, como herramienta de trabajo, mismo, se lo tiraron al suelo y lo rompieron.  El colega estuvo internado en los separos y presenta golpes, como un derrame en el ojo y lesiones en el cuerpo.

El alcalde de Misantla acosa a periodistas de la zona. Les manda a policías a sus domicilios para intimidarlos, los amenaza y hasta asegura que no va a permitir publicaciones de notas sobre sus abusos en el poder y desvíos de recursos.

Los pleitos con sus regidores son épicos, como el regidor primero, Carlos Manuel Jiménez Díaz, quien tiene pleitos con “El Panela” por la asignación de obra pública y el mismo edil se quiere rehidratar con una “obrita”, pues gastó mucho dinero en la campaña. Lo lamentable, tener como auxiliar a un drogadicto y pseudo periodista Carlos Morales, quien como buen mercenario le pagaban para denostar, criticar e inventar cosas en contra de la autora de esta columna y hoy lo tiene dentro de esta regiduría. Además, el dirigente del PT, Vicente Aguilar Aguilar señala a Jiménez Díaz como un ingrato.

Triste, que Misantla viva uno de los peores gobiernos municipales que se tenga recuerdo, pues el alcalde Javier Hernández Candanedo lleva varias investigaciones, una resolución por abuso de autoridad, señalamientos por desapariciones forzadas y ahora, comandar a un grupo de abusadores sexuales, sin olvidar su miedo a que “los malosos” le recuerden los acuerdos y las traiciones hechas a políticos estatales. “El Panela” huele a ser desaforado en el Congreso de Veracruz, ya que Javier Hernández Candanedo ya se peleó con el prestanombres del diputado Juan Javier Gómez Cazarín, el antes pobretón y  recién empresario Rubén Carrasco, alias “El Coyame”.

Esto explica por qué se reactivó la denuncia por violación sexual que desde hace dos años no había sido tomada en cuenta por la Fiscalía General del Estado, quien protege a muchos aliados políticos y electorales de MORENA.

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Salir de la versión móvil