Nacional

Inseguridad, un factor que pega al ánimo de los inversionistas

Los inversionistas están cautos, los factores son variados: un entorno económico global de crecimiento lento y un clima de incertidumbre en cuanto a la economía nacional.

En el plano local, los inversionistas requieren de algunas mejoras en el panorama económico, principalmente que Estados Unidos y Canadá ratifiquen el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), que exista una baja en las tasas de interés del Banco de México y que disminuya la inseguridad.

“Otro factor que pudiera ayudar es la disminución de la inseguridad. Es otro factor que realmente cuesta mucho a México, las empresas también han tenido que invertir más en inseguridad, hemos registrado niveles altos, como ustedes saben, de delincuencia, es un factor que pudiera ayudar de manera significativa”, dijo Vidal Lavín, responsable de las Estrategias de Inversión en Acciones y de Activos Alternativos en BlackRock México, durante un encuentro con medios de comunicación.

El directivo explica que el gobierno está generando estrategias al respecto, pero que para los inversionistas será necesario observar resultados que hablen de un mejor clima.

“Lo que nos han manifestado las empresas de bolsa es que han tenido un incremento en los costos por tener que tener más seguridad en las carreteras y puertos, es un costo que se estima entre 2 y 3% del PIB en seguridad”.

De acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), 3,080 personas fueron asesinadas en el sexto mes del año en México (79 de estos casos se catalogaron como feminicidio), mientras que en el acumulado de enero a junio representa un total de 17,608 víctimas de homicidio y feminicidio, es decir, una tasa de casi 14 asesinatos por cada 100,000 habitantes, una cifra récord en al menos 22 años.

Atractivo, pese a todo

Desde la perspectiva de BlackRock, el mercado mexicano es una oportunidad atractiva para los inversionistas que cuentan con una estrategia de largo lazo, pues pese a los retos, se observan variables como la tasa de crecimiento (que se espera entre 0.5% y 1.5%) y la tasa de referencia, que hoy se ubica en 8.25%.

Vidal Lavín confía en que un catalizador para ese crecimiento sea una mayor certidumbre y un mayor diálogo entre el gobierno y los empresarios.

“Dada la valuación del mercado accionario, México representa una oportunidad en términos de inversión sobre todo en el horizonte de mediano o largo plazo. El mercado sí podría ser una atractiva oportunidad y podría ofrecer rendimientos interesantes a los inversionistas en la medida que tengamos un mejor escenario macroeconómico”, señaló.

Forbes

About the Author