Nacional

La SRE dijo que no aceptaríamos el principio de Tercer País Seguro, pero hoy se consuma: Muñoz Ledo

Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados, estimó hoy que la medida contra los solicitantes de asilo que anunció el gobierno de Estados Unidos esta mañana convierte a México, “no de hecho, sino de derecho”, en “Tercer País Seguro (TPS)”.

Además, arremetió contra la política migratoria del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, y equiparó los centros de detención migratoria de México con “campos de concentración nazi”.

“No se vale pagar aranceles con migrantes; es decir, carne humana por una medida económica. Decir y aceptar que nos chantajearon en economía y expresar que estamos mejor en migración, simplemente carece de sentido; nos apretaron una cosa para que cediéramos a la otra”, deploró el legislador durante la comparecencia de Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe.

“Hace semanas, meses, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dijo aquí, en esta Cámara, en la Permanente, que no aceptaríamos el principio de Tercer País, pero hoy se consuma. Es la primera cosa a la que tenemos que responder”, abundó.

Con tales declaraciones, Muñoz Ledo desmintió al canciller Marcelo Ebrard Casaubón, quien en la mañana insistió que las medidas contra los solicitantes de asilo no colocan a México como Tercer País Seguro (TPS); aseguró que la nación “no entraría en una negociación de TPS sin el acuerdo del Congreso de la Unión”.

La nueva medida antiinmigrante elaborada por los departamentos de Seguridad Interna (DHS) y de Justicia (DOJ) de Estados Unidos entrará en vigor mañana; con ella, las personas no mexicanas que entren a ese país por la frontera sur sin haber pedido refugio, al menos en México, no podrán presentar una solicitud de asilo.

En otras palabras: el gobierno de Estados Unidos obligaría a las decenas de miles de personas centroamericanas a pedir asilo en México en lugar de Estados Unidos, y recibiría su solicitud –sin la menor garantía de otorgarles el estatus– sólo en el caso de que México les haya negado la protección internacional.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó hoy su “profunda preocupación” ante esta medida, la cual afectará a decenas de miles de personas centroamericanas, quienes huyeron de sus países por “carencias económicas extremas” o por la “horrenda violencia de pandillas brutales”, por lo cual “necesitan protección internacional”.

Si bien Ebrard aseveró que “es una norma violatoria al principio de asilo con la que no estamos de acuerdo”, añadió: “Nosotros no podemos tomar ninguna medida, porque es una medida del ámbito de la jurisdicción de Estados Unidos”. Hasta el momento, el gobierno mexicano se ha negado a enviar una nota diplomática a Washington sobre esta nueva acción.

Muñoz Ledo ha sido la única voz dentro de Morena que critica en público el endurecimiento de las medidas antiinmigrantes que implementó el gobierno de López Obrador a partir del acuerdo pactado con la administración del presidente estadunidense Donald Trump, el pasado 7 de junio, para evitar que Washington imponga un arancel a las importaciones de productos mexicanos, lo que Muñoz Ledo calificó de “chantaje”.

“Ya lo dijo en varias ocasiones el presidente Trump: México está en una jaula migratoria. Ya antes nos presionó para que lo hiciéramos y se jactó de que nos presionaron. Ahora dice que ya nos presionó, que ya tiene la jaula, y ahora se jacta de que ganó”, recalcó el legislador.

Tras citar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, Muñoz Ledo aseveró que “no se está cumpliendo nada de lo que está escrito en el papel; tengo datos duros en el sentido del hacinamiento de los migrantes, de los mexicanos, parecen cuevas, está en redes ya, hay una foto de Auschwitz –campo concentración nazi– y de los campos que se están poniendo en México, esos son los hechos”.

Muñoz Ledo también denunció la sustitución del comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM) –el académico Tonatiuh Guillén López renunció y Francisco Garduño Yañez entró en su lugar–, y aseveró que este segundo “tiene procedimientos carcelarios y ha militarizado el tema de los migrantes”.

Ante las embestidas del diputado por Morena contra la política migratoria mexicana, el subsecretario Zúñiga presumió el Plan de Desarrollo de Centroamérica, que promueve el gobierno mexicano como respuesta a largo plazo del fenómeno de la migración. “México está del lado correcto de la historia: apuesta por el desarrollo y no por la contención”, dijo el político.

Proceso

About the Author