Global

Lagarde hace oficial su renuncia del FMI y activa el proceso de sucesión

Christine Lagarde ha presentado este martes su dimisión como directora gerente del Fondo Monetario Internacional, con efectos del 12 de septiembre, y ha dado así paso a la puesta en marcha del proceso de relevo en la institución con sede en Washington. Lagarde, de 63 años, fue nominada como nueva presidenta del Banco Central Europeo el pasado 2 de julio, pero no había renunciado formalmente a su puesto en el FMI, sino que había delegado sus funciones en su número dos, David Lipton. Este se ha convertido ahora en director gerente interino.

“Ahora que hay mayor claridad sobre el proceso de mi nominación como presidenta del BCE y el tiempo que ello llevará, he tomado esta decisión por el interés del Fondo, ya que acelerará el proceso para seleccionar a mi sucesor”, ha afirmado la política francesa en un comunicado enviado en la mañana de este martes. La propuesta de su nombramiento al frente del organismo de Fráncfort se formalizó el pasado 9 de julio y, si nada se tuerce, asumirá el cargo el 1 de noviembre. Avalada ya por los 19 países socios del euro, el asunto debe pasar por el Parlamento Europeo y el Consejo de Gobierno del BCE, pero la opinión de estas dos instancias no es vinculante.

Ahora empieza para el FMI una carrera por el mando que no se esperaba hasta 2021, cuando terminaba este segundo mandato de Christine Lagarde. El comité ejecutivo del Fondo, formado por 24 países o grupos de países, abrirá el plazo para que los interesados presenten candidaturas y llevará a cabo una criba para dejar la selección en una serie de finalistas —probablemente, una terna— que pasan por una entrevista personal.

El pacto no escrito que lleva décadas funcionando establece que la dirección del FMI corresponden a una europeo y la del Banco Mundial, a un estadounidense, pero conforme las economías emergentes han ido ganando peso en el mundo, muchos países han empezado a cuestionar esta tradición. El peso de cada país o grupos de países en el Consejo se pondera en función de su peso en el accionariado de la institución y Estados Unidos se sitúa a la cabeza con el 16,5% de porcentaje de voto.

El País

About the Author