Nacional

Le niegan amparo contra cualquier orden de aprehensión a Sosamontes

El juzgado 13 de distrito en materia de amparo, con sede en la Ciudad de México, negó la protección de la justicia federal en contra de cualquier orden de aprehensión o la ejecución de algún mandamiento judicial, a Ramón Sosamontes, ex director de Comunicación Social de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y quien es uno de los coacusados de Rosario Robles Berlanga, por su presunta responsabilidad en el desvío de recursos que generaron una afectación de más de 5 mil millones de pesos al erario federal.

Al resolver la solicitud de amparo, el juez Jesús Alberto Chávez Hernández determinó: “con fundamento en los artículos 125, 128, 138, 144 y 146 de la Ley de Amparo; se resuelve: único. Se niega la suspensión definitiva solicitada por Ramón Sosamontes Herreramoro, contra los actos reclamados de las autoridades señaladas en el considerando único de esta resolución”.

El ex funcionario federal —de acuerdo con los datos presentados ante un juez con sede en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México, y con base en los cuales se dictó auto de vinculación a proceso en contra de la ex secretaria de Estado, Robles Berlanga—, signó al menos dos convenios para la realización o contratación de obras y servicios con diversas entidades educativas y empresas privadas, que luego fueron desviados del objeto para los que estaban destinados, lo que provocó un daño patrimonial.

Sosamontes Herreramoro presentó la solicitud de amparo el pasado 8 de agosto e inicialmente se le concedió una suspensión provisional que impedía que se le ejecutara cualquier orden de aprehensión siempre y cuando no se tratara de delitos tipificados con prisión preventiva oficiosa.

Para que la suspensión tuviera efecto, el ex funcionario realizó un depósito de 15 mil pesos.

Este viernes el juzgado 13 de distrito negó la suspensión definitiva, y ahora ya no cuenta con protección en contra de alguna orden de captura que pudiera existir en su contra, aunque puede apelar la decisión jurisdiccional.

La Jornada

About the Author