Morena choca sobre método de elección del nuevo dirigente

La profundización de las diferencias en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en torno al método de elección del nuevo dirigente nacional del partido en el poder tendrá que resolverse mediante la negociación y un acuerdo político.

En el marco del Consejo Nacional de Morena realizado este domingo, tres de los cuatro aspirantes, tanto la secretaria general en funciones de presidenta del partido, Yeidckol Polevnsky, como el líder de la bancada de Morena en San Lázaro, Mario Delgado, y el consejero de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, comunicaron su impulso al método de encuesta para definir al dirigente del partido, como lo sugirió el propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

No obstante, la presidenta del Consejo Nacional de Morena, Bertha Luján, ha impulsado que el método sea la elección, lo cual ha sido ratificado por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena, encabezada por Héctor Díaz-Polanco, ya que el método de encuesta contemplado en el artículo 44 del estatuto de Morena aplica única y exclusivamente para la elección de candidatos a ser postulados por este partido político en procesos electorales y no para la dirigencia nacional.

“Si alguien quiere encuestas puede llegar a un acuerdo político de ese tipo, pero no puede dejarse de realizar el proceso como está convocado, es decir, vía 300 congresos distritales que elijan 10 congresistas nacionales, y quienes a su vez son congresistas estatales”, aseveró Díaz-Polanco.

Ante ello, Polevnsky y Luján dieron a conocer que, además de dejar sus cargos para competir por la dirigencia nacional, sostendrán mesas de negociación para definir el método de renovación de la dirigencia del partido que evite los conflictos y las divisiones.

En estas mesas de negociación, que se realizarán a partir de este lunes, participarán tanto el presidente de la CNHJ, como el integrante de la Comisión de Organización para la Renovación de las Dirigencias, Pedro Miguel.

Para Polevnsky, el presidente López Obrador propuso el método de la encuesta para evitar confrontaciones dentro del partido.

“No puede subestimarse su consejo, nadie conoce mejor a Morena que él. Este método quitaría mucha tensión en las asambleas distritales y limitaría la tentación de muchos enemigos externos que buscarían influir para desordenarnos y desprestigiar al movimiento”, coincidió el líder de Morena en San Lázaro, Mario Delgado.

El consejero de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, en tanto, impugnó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tanto la convocatoria, como el padrón de militantes y, sobre todo, el método de elección de la dirigencia, con el objetivo de que sea la elección mediante encuesta.

“Va por elección y los congresos distritales inician en octubre, el Congreso Nacional sería el 23 y el 24 de noviembre, si no es que no falla antes el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y resolvió el Consejo Nacional que se subió el padrón el 2 de octubre para que los militantes que están en ese padrón impriman una especie de pase para acceder a los Consejos Distritales”, dijo.

“El padrón de Morena está manipulado. Está rasurado y lo están haciendo a través de los siervos de la nación. Ése es el problema, que están interviniendo en varias entidades de la República, para favorecer a Bertha Luján en esta elección cerrada”, acusó.

El Financiero