Nacional

Morena criminaliza el aborto en Puebla

Legisladores poblanos cierran paso a la despenalización del aborto y al matrimonio igualitario

Las Comisiones Unidas de Procuración y Administración de Justicia y de Igualdad de Género aprobaron por unanimidad reformas que mantienen la penalización del aborto en esta entidad y cierran paso a la posibilidad del matrimonio igualitario.

Pese a estar conformado en su mayoría por legisladores de la coalición Juntos Haremos Historia, los legisladores aprobaron sin modificación reformas enviadas por el gobernador Miguel Barbosa que, aunque reduce las penas, mantiene a la interrupción del embarazo como un delito, además de otra en la que se asienta que el matrimonio es exclusivamente entre un hombre y una mujer.

Estas reformas que modifican los códigos Penal y Civil del estado, representan un desacato a la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que desde el año 2015 pidió al Congreso de Puebla legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La reforma aprobada en comisiones la noche del viernes, deja al artículo 294 del Código Civil para el Estado Libre y Soberano de Puebla con la siguiente redacción: “El matrimonio es un contrato civil, por el cual un sólo hombre y una sola mujer, se unen en sociedad para ayudarse en la lucha por la existencia.”

En tanto que la reforma presentada por Barbosa Huerta y aprobada por los legisladores, solo reduce las pena máxima por abortar de cinco años a uno.

Si bien, se eliminaron fracciones del Código Penal, que marcan como agravantes “la mala fama” de las mujeres, si ocultaron el embarazo o no sea “fruto del matrimonio”, se mantiene la penalización para quien lo  practique. La reforma que será presentada al pleno señala:

“Se impondrán de seis meses a un año de prisión a la madre que voluntariamente procure su aborto o consienta en que otro la haga abortar”.

Durante la discusión de las reformas en comisiones, el diputado expanista, Marcelo García Almaguer recriminó al bloque morenista su doble discurso, pues por un lado se auto llaman progresistas y en los hechos mantienen la criminalización de las mujeres.

Proceso

About the Author