Global

Pedro Sánchez: “La desconfianza entre el PSOE y Unidas Podemos continúa y es recíproca”

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha reconocido este miércoles en Palma, tras el tradicional despacho veraniego con el rey Felipe VI en el Palacio de Marivent, la mala relación que mantiene con Unidas Podemos, el partido que fue su socio preferente hasta la investidura fallida del 25 de julio. “La desconfianza entre el PSOE y Unidas Podemos continúa y es recíproca”, ha manifestado en los jardines del recinto, durante una conferencia de prensa. El encuentro con el Rey llega después de que el Monarca instara el pasado domingo a las formaciones políticas a resolver el bloqueo y a alcanzar una solución que permita evitar una nueva convocatoria electoral. Sánchez ha subrayado que comparte el deseo de no ir a elecciones y que no pierde la esperanza. “No tiro la toalla”, ha manifestado.

“Desconfianza en quien le hizo presidente y con quien pactó los presupuestos más sociales de la democracia. La enésima excusa para seguir buscando el acuerdo con Rivera o llevarnos a elecciones”, ha respondido Pablo Echenique, secretario de Acción de Gobierno en su cuenta de Twitter. El dirigente se ha convertido en el portavoz del partido en agosto después de que Iglesias y Montero se hayan apartado de la vida pública por el nacimiento de su hija, el tercero de la pareja. “Sánchez debería hacer los deberes, trabajarse los apoyos y dejar de buscar excusas”, ha reclamado.

Sánchez ha responsabilizado al partido de Pablo Iglesias de que España no tenga gobierno. “Ha sido la propia Unidas Podemos la que ha rechazado el gobierno de coalición”, ha dicho el líder socialista, que ha pedido a la formación morada que sea “clara” porque la desconfianza ahora “es recíproca” entre él y Pablo Iglesias. El presidente en funciones también ha achacado el fracaso de las negociaciones para cerrar un acuerdo de gobierno con su socio preferente a las visiones “completamente distintas” que ambos partidos tienen sobre un acuerdo de coalición. “Nosotros hemos planteado una fórmula de gobierno plural y lo que ha planteado Unidas Podemos es una fórmula de tener dos gobiernos en uno”, ha subrayado Sánchez, que considera que el partido de Iglesias no ha “rectificado sus postulados” y continúa con la idea de un “gobierno de compartimentación”.

A pesar de las diferencias, Sánchez ha mostrado su intención de seguir buscando fórmulas de entendimiento porque considera que no sólo existen opciones “como la danesa o la portuguesa” sino que hay otras vías como acuerdos puntuales de investidura o de legislatura. “Hay muchas opciones con las que podemos entendernos” ha insistido. De forma paralela ha pedido a PP y Ciudadanos que asuman “su responsabilidad” y que faciliten la conformación de un gobierno progresista porque “están abocando al país” a unas nuevas elecciones. “Sabiendo que no hay alternativa posible a la conformación de un gobierno en torno al PSOE y sabiendo que lo que ha dicho la ciudadanía española es que quiere un gobierno progresista que no dependa de independentistas, que el PP facilite con su abstención, también con la de Ciudadanos, que precisamente no sean las fuerzas independentistas las que garanticen la investidura del presidente del Gobierno”.

Sobre la ronda de contactos que en los últimos días ha mantenido con diferentes agentes sociales y de la sociedad civil, Sánchez ha explicado que su intención es sentar la bases de un programa “abierto” para una propuesta política progresista que pueda presentar a las fuerzas susceptibles de apoyar su investidura. “Trabajaremos con ese ánimo, no tiro la toalla”, ha insistido. De hecho, ha avanzado que completará esa ronda de reuniones con los líderes de las principales fuerzas políticas, como el líder de Unidas Podemos Pablo Iglesias, el presidente del PP Pablo Casado y el de Ciudadanos Albert Rivera, de quien espera “se digne” a sentarse con él. Sánchez ha dicho que lo hará “más por la responsabilidad” de ser presidente del Gobierno en funciones y ha apelado precisamente a esa responsabilidad para hacer frente a lo que ha calificado de “tremenda irresponsabilidad” de formaciones políticas como PP y Ciudadanos que con su negativa, ha dicho, bloquean la conformación de un gobierno y plantean otras opciones.

Compensación a las comunidades
Durante la comparecencia, Sánchez también ha sido preguntado por los efectos que el bloqueo político tiene en las Comunidades Autónomas, que están encontrando dificultades a la hora de elaborar sus cuentas de cara a 2020 porque no tienen estimaciones sobre el dinero que puede llegar del Estado. “No se puede aplicar ningún sistema de compensación”, ha aclarado Sánchez, que ha opinado que esa es una de las justificaciones para que PP y Ciudadanos “sean conscientes” de que hay muchos gobiernos de coaliciones que han conformado “con la ultraderecha” en comunidades y ayuntamientos que necesitan de una certidumbre sobre los objetivos de déficit, deuda pública, ingresos y recursos públicos. “Mientras estemos en funciones no es legalmente posible plantear ninguna fórmula compensatoria”, ha subrayado. No obstante, ha reafirmado su compromiso de reformar el sistema de financiación autonómica cuando logre presidir el Gobierno.

Además de la actualidad política, el presidente en funciones ha tratado con el Rey sobre la marcha de la economía y los indicadores de crecimiento, que ha calificado de “francamente positivos” a pesar de que ha reconocido que existe una cierta “moderación” del ritmo de crecimiento. Sánchez apuesta por llevar a cabo reformas para mejorar la creación de empleo porque España, ha afirmado, mantiene todavía una elevada tasa de paro que se sitúa sobre el 14%. A pesar de ello ha recordado que las previsiones sitúan este año el crecimiento de la economía nacional en un 2,3% y España seguirá creciendo por encima de la media de los países de la Unión Europea.

El presidente en funciones ha llegado al encuentro con el Rey con un retraso de 50 minutos sobre el horario previsto después de que se alargara una de las reuniones que ha mantenido en la mañana del miércoles con agentes del sector de la industria y el turismo. La cita estaba prevista a la una del mediodía y Sánchez ha subido la escalinata del palacio a pocos minutos de las dos de la tarde. Al finalizar el almuerzo que ha mantenido con Felipe VI, esta vez con la ausencia de su esposa Begoña Gómez, el líder socialista ha mantenido un encuentro con la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, para tratar asuntos relativos a la marcha de la Comunidad Autónoma.

El País

About the Author