Nacional

Recorte de Moody’s a la nota de México puede llegar en 2020; PIB será determinante

La calificadora Moody’s podría recortar la calificación soberana de México, entre junio y septiembre del año entrante, al confirmarse que su capacidad de crecimiento económico se ha reducido de forma consistente, por debajo del 2.6% donde se mantuvo por años.

“El crecimiento económico de México para el mediano plazo, es determinante para la calificación soberana (…) nuestra notas suelen operar en un lapso de 12 a 18 meses, y el cambio a negativo en las perspectiva de la calificación soberana de México, se dio en junio (…) nos daremos el tiempo suficiente para identificar si este bajo crecimiento, de 0.5%, para 2019 y 1.5% para 2020, se convierte en una tendencia de mediano plazo”, advirtió la analista principal para el país en la agencia, Ariane Ortiz Bollin.

En su presentación como analista soberana para México, en el Seminario Anual de Moody’s en titulado Inside Latam, sostuvo que la nota soberana en la agencia, que la mantiene en el nivel más alto entre las calificadoras “A3/perspectiva negativa”, podría ser recortada también “si persiste el debilitamiento institucional en el sector económico”.

“Los emisores soberanos con calificación “A” como la de México, suelen tener cierta debilidad institucional, en el respeto al estado de derecho, por ejemplo. Pero un factor que distinguía a México entre sus pares (los países con la misma calificación), era su conducción de la política económica a cargo de la Secretaria de Hacienda y el Banco de México, que era predecible, transparente, y sin reversa. Ahora, también esta conducción se ha debilitado claramente”, consignó.

Ante inversionistas y emisores, la analista soberana subrayó que la perspectiva negativa de la nota, que suele indicar una de tres posibilidades de un recorte, es por ahora “más propensa a un recorte”, acción que también podría ser detonada, “si se presenta un aumento de la deuda pública, ligado a transferencias del gobierno hacia Pemex”.

Calificación de Pemex, atada al soberano

Pemex se encuentra, según la escala de Moody´s, en “Baa3”, desde el año 2016. Esta nota, es equivalente al “BBB-“ donde fue degradada por Fitch, apenas en mayo. Es decir, las emisiones de Pemex se encuentran a un paso de caer en calificación especulativa, los llamados bonos basura… desde el año 2016. Sin embargo en junio, Moody’s le colocó en perspectiva negativa.

De manera que la segunda sesión del Seminario, estuvo a cargo d del nuevo analista para la paraestatal en Moody’s, Peter Speer, quien destacó que un recorte de calificación de Pemex será inmediato, si la agencia rebaja la nota soberana. El plan del gobierno de ser él quien gestione a la petrolera, liga su destino a la salud de las finanzas públicas, aseveró.

El analista abrió la sesión diciendo que Pemex y el Gobierno Mexicano se han impuesto un ambicioso objetivo de producción de aquí al año 2024, que difícilmente se alcanzará sin una suficiente inyección de capital.

“El gobierno tendrá que dar más apoyo a Pemex, para acotar el déficit del flujo de efectivo, facilitarle los recursos para garantizar los pagos de la deuda que está por madurar si no consigue refinanciarla en el mercado y proveerle más apoyo para incrementar su inversión de capital”, sentenció.

Y estimó que solo para este año, se requieren 20,200 millones de dólares adicionales para Pemex, que le permitan compensar el déficit de su flujo de caja, estimado en 10,000 millones. En este momento continúa el seminario, con sesiones dedicadas a la situación del sector financiero y la infraestructura. La clausura del evento estará a cargo del Secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

El Economista

About the Author