Nacional

Se desinfla pronóstico de nuevo empleo formal en el 2019

Los especialistas en economía del sector privado que encuesta mes con mes el Banco de México pronostican que al cierre del 2019 se habrán generado en México 441,000 empleos formales, cantidad que sería 33% inferior a la observada el año pasado y la más débil desde el 2009, año en el que se perdieron 171,713 empleos por la crisis económica de ese año.

No obstante, la cifra de 441,000  nuevos empleos formales este año -que corresponde a la última encuesta del Banxico, levantada en julio pasado y publicada el 1 de agosto- podría resultar optimista, toda vez que el pronóstico ha sufrido ajustes a la baja en los últimos nueve meses de manera ininterrumpida. En comparación con julo del 2018, el pronóstico es inferior en 244,000 empleos o 35% menor, en términos porcentuales.

El pronóstico se ha venido deteriorando mes con mes a medida que se conocen los nuevos datos de generación de empleo formal que da a conocer el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cada vez más débiles. A julio, se cuentan 306,014 altas laborales en el IMSS, sin embargo esta cifra es 42.3% inferior a la observada durante los primeros siete meses del 2018.

Especialistas estimaron que el ritmo de generación de empleo formal luego de que se aprobara en el 2012 la reforma laboral, la fiscal y se realizara una mejor fiscalización por parte del IMSS se perderá de manera marcada.

Iván Arias, director en el área de Estudios Económicos de Citibanamex, explicó que el empleo antes crecía al mismo ritmo del PIB, uno a uno y eso se rompió prácticamente desde el 2013 y el 2018.

“El promedio del empleo creció el doble del PIB; en parte fue por efectos de la reforma fiscal, adicional a un mayor esfuerzo del IMSS por fiscalizar a las empresas y los beneficios de la reforma laboral, que pueden empezar a diluirse en los próximos años”, explicó en entrevista. En el 2018 se alcanzó un registro de más de tres millones de empleos nuevos en el sexenio, siendo el 2017 el de mayor creación, con un monto que superó las 800,000 plazas laborales, pero a partir de entonces se empezó a presentar una desaceleración “y a partir de ahí se ha acentuado en este año una menor generación de empleo, a la par del no crecimiento de la no actividad no productividad que se refleja en el país”, agregó.

En tanto, Invex estimó que con el crecimiento del empleo formal que se ha reportado para el cierre de año, el número de asegurados se espera en niveles cercanos a los 20.5 millones de personas, “esto como resultado de la cautela de los inversionistas ante la desconfianza en el entorno”.

Al mes de julio, reveló el informe del IMSS, hay un registro de 20 millones 385,379 puestos de trabajo; de éstos, 85.9% son permanentes y 14.1%, eventuales.

Por otra parte, María Fonseca, especialista del Tecnológico de Monterrey, comentó que los incentivos que se tuvieron en administraciones pasadas permitió la formalización de empleo, “ahora no tenemos claro si habrá algo parecido; como tampoco está claro si la reforma laboral recientemente aprobada vaya a impulsar el empleo, pues el foco está más en los empleos vinculados con los sindicatos”. En ese mismo sentido se expresó Arias, analista de Citibanamex, quien agregó que “tenemos que esperar algunos meses o un año para evaluar los efectos de esta nueva reforma laboral que trata, sobre todo, de mejorar las condiciones de los trabajadores”.

El Economista

About the Author