Nacional

Sin fiscal autónomo no habrá cambio de régimen; podría ser uno de los más grandes fracasos de AMLO: Figueroa

mesa0201-768x350

Si no hay una autonomía auténtica de la Fiscalía General de la República no habrá el cambio de régimen que tanto prometió Andrés Manuel López Obrador, alertó Alfredo Figueroa, exconsejero del Instituto Federal Electoral (IFE).

“Mucho me temo que la posición del Presidente de la República será la de controlar esa Fiscalía a través del nombramiento y de su propio poder en el Legislativo. Mucho me temo que estaremos ante uno de los primeros grandes fracasos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador“, dijo.

En #MesaDeAnálisis para #AristeguiEnvivo afirmó que no sólo se trata de un asunto donde hay una decisión colegiada sino de una figura unipersonal.

“Es aquí donde la transformación del país empezaría a darse, es decir, si no tenemos un fiscal autónomo estaremos ante una decisión que va en contra de la idea de que la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia sería un cambio de régimen“, señaló.

Por su parte, el exprocurador Fiscal de la Federación, Jesús Reyes Orona, consideró que Bernando Bátiz tiene las características adecuadas para ocupar este espacio.

Añadió que el problema es el modelo. “La terna es lo que ha tergiversado la mecánica de la autonomía porque el elector se va a convertir en el Ejecutivo Federal y la gente cercana es la que va a determinar esta designación”.

En ese sentido, mientras Figueroa consideró que en esta administración México tendrá un “fiscal carnal”, Reyes Orona comentó que sólo habrá una fiscalía de transición.

Previo a la designación de Arturo Saldívar como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Reyes Orona recordó que si bien hubo una reestructuración en el sexenio de Ernesto Zedillo, no ha cambiado nada de fondo desde entonces.

“Lo único que ha sucedido es que la Suprema Corte no se ha convertido en ese contrapeso del poder Ejecutivo que todos necesitamos, lo que ha venido sucediendo es que la Suprema Corte de Justicia es realmente donde se refrendan todas las decisiones de Estado“, dijo.

Asimismo, observó que un problema serio y grave es que el Consejo de la Judicatura Federal sigue presidido por el titular de la Suprema Corte.

En ese sentido, consideró que una de las decisiones más importantes que López Obrador va a tomar es dar el paso hacia la autonomía del Consejo de la Judicatura Federal que puede hacer que las reformas que en 1995 no llegaron a nada representen un cambio para los mexicanos.

Recordó que cuatro ministros de la Suprema Corte fueron nombrados por Felipe Calderón o son muy cercanos al Partido Acción Nacional (PAN), por lo cual “el Poder Judicial es visto por el Partido Acción Nacional como el reducto de donde los funcionarios del panismo pueden convertirse en oposición” al Ejecutivo.

Por su parte, Figueroa coincidió en que el Consejo de la Judicatura Federal se debe ciudadanizar.

“Que se construya un órgano capaz de tener autonomía de la propia Corte como un elemento que permitirá fortalecer el poder que ha sido responsable esencialmente de permitir la impunidad en México”, indicó.

En su opinión, de los cuatros candidatos, Arturo Saldívar representa la posición más progresista dentro del Poder Judicial de manera absolutamente clara, en temas relacionados a derechos humanos, igualdad y el uso de la mariguana.

“Más allá del posible vínculo que se podría plantear entre algunos y algunas entre quienes se encuentran en la Corte con el poder público, en mi opinión, este sería el perfil que más garantías daría de una Corte con una presidencia de cara a un proyecto de transformación y de cambio”, expuso.

Este miércoles, en la columna Templo Mayor de Reforma se presume que Julio Scherer Ibarra, consejero Jurídico de la Presidencia, cabildeó para que Arturo Zaldívar fuera elegido como titular de la SCJN y del CJF y sea un incondicional de Andrés Manuel López Obrador.

Al respecto, Figueroa opinó que esta “sería una muy mala señal para la Corte”.

“Ojalá lo que dice Reforma no sea cierto porque si Julio Scherer ha echo lobbying o cabildeo en la Corte en favor de determinado candidato eso va a abonar en su contra, porque recordemos que esta no es una decisión no es popular sino de los demás ministros, y si los demás ministros sienten o perciben que Arturo Zaldívar es el candidato del Ejecutivo eso va a jugar en contra”, abundó Reyes Orona.

Aristegui Noticias

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *