Tecnológicas piden modificar esquema de retención de ISR para usuarios

Se acerca la fecha límite para que la Cámara de Diputados haga modificaciones y apruebe la Ley de Ingresos y la turne al Senado, por  lo que empresas como FacebookGoogleMercado Libre y Airbnb insisten en que las autoridades mexicanas reconsideren algunas de las modificaciones a la regulación fiscal propuestas por la Secretaría de Hacienda para el ejercicio fiscal del 2020.

El próximo 20 de octubre se cumple el plazo para que los diputados aprueben la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2020 y GoogleFacebookAirbnbMercado Libre y Twitter, agrupadas en la Asociación Latinoamericana de Internet (Alai) y que ofrecen servicios digitales o “intangibles”, como refiere el Paquete Económico 2019, reiteraron su petición para trabajar en conjunto con la autoridad para diseñar la mejor manera de recaudación de IVA, que se les dé el tiempo suficiente para implementar los cambios que se realicen y, en especial, que se revise el esquema de retención del Impuesto sobre la Renta (ISR) para los usuarios.

De acuerdo con Luis Antonio González, especialista fiscal socio del despacho Sánchez Devvany, el esquema de retención de ISR para los usuarios de plataformas digitales que propone la SHCP afectará sobre todo a las pequeñas y medianas empresas debido a que la retención sobre el costo total de los servicios digitales supondrá una detención de flujo de capital; además de que los tiempos de cumplimiento impedirán que muchas compañías se alineen con la nueva regulación.

El especialista presentado por la Alai para explicar la perspectiva de las empresas sobre la nueva regulación dijo que las pymes y los emprendedores tendrán que diseñar y adecuar sus sistemas de forma relevante, lo que afecta sobre todo a las pymes, que no cuentan con el capital suficiente. Además de que supondrá acciones de entrenamiento, creación de áreas de cumplimiento estandarización de normas y capacitación del personal.

“A la mayoría de las empresas les resultará complejo cumplir con las nuevas disposiciones en tan poco tiempo y seguramente no cumplirán”, de acuerdo con González.

El especialista puso el ejemplo de un vendedor de Mercado Libre que ofrece un producto con un precio de venta de 500 pesos, a quien la plataforma tendría que retener 17% de IVA, una cifra que asciende a 85 pesos, de los cuales solo 30 pesos irían al fisco mientras que los otros 55 pesos serían un saldo a favor que representa falta de liquidez para el vendedor.

González explicó que las consecuencias son falta de flujo de capital para estas empresas, que crezca la informalidad y que no se recauden los recursos esperados.

En los Criterios generales de política económica para la iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación se incluye una consideración sobre la economía digital en la que la secretaría argumenta que “existe un bajo cumplimiento fiscal asociado a la prestación de servicios digitales proporcionados por proveedores no residentes en el país”.

Entre las consecuencias que esto ocasiona, según el documento entregado por la Secretaria de Hacienda al Congreso el 8 de septiembre pasado, están las afectaciones a los ingresos tributarios, pero también la competencia desleal para los proveedores nacionales de servicios digitales, “dado que estos si están obligados a trasladar y enterar el IVA”.

Otro de los argumentos que expone la SHCP es el bajo cumplimiento en el pago de impuestos que causen las operaciones de compra y venta de productos y servicios a través de plataformas digitales de intermediación, en donde se engloba a los mercados digitales (marketplace) y a las plataformas de transporte por aplicación y alojamiento.

La autoridad acota la aplicación de estas nuevas medidas a aquellas plataformas digitales que importan servicios intangibles de consumo final, como el acceso a películas, libros, videos, música, juegos, noticias, es decir GoogleNetflix Spotify. Además, la SHCP también propone “medidas adicionales” para la categoría de servicios digitales específica de intermediación entre terceros, como UberMercado Libre y Airbnb.

Antes de esta rueda de prensa, las compañías agremiadas en la Alai ya habían emitido una postura sobre las propuestas de la Secretaría de Hacienda. A través de un comunicado, las plataformas digitales expresaron su disposición para atender a nuevas regulaciones fiscales pero también expusieron su rechazo ante los plazos para implementar las obligaciones que impone las nuevas reglas y la sanción por no cumplir con algunos de estos requisitos, que se resume en su desconexión de internet.

En aquel momento, las plataformas pidieron extender el plazo para cumplir con sus nuevas obligaciones de tres a ocho y hasta 12 meses y también calificaron como inconstitucional la sanción en caso de que no hagan su registro ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Si la propuesta del Ejecutivo federal es aprobada tal y como fue presentada, las plataformas digitales estarán obligadas a:

  • Inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes ante el SAT.
  • Ofertar y cobrar, conjuntamente con el precio de sus servicios, en forma expresa y por separado el IVA.
  • Llevar un registro de los receptores de sus servicios ubicados en el territorio nacional.
  • Proporcionar mensualmente al SAT el número de operaciones realizadas con receptores ubicados en territorio nacional, clasificado por tipo de servicios y su precio.
  • Calcular y pagar mensualmente el IVA correspondiente al mes del que se trate.
  • Proporcionar vía electrónica a sus clientes en México un comprobante de pago con el IVA separado, cuando lo solicite el receptor.
  • Designar ante el SAT un representante legal y un domicilio para efectos de notificación y vigilancia del cumplimiento de las obligaciones.

La Alai dijo que las compañías a las que representa aceptan que las reglas en materia tributaria tienen que cambiar y que están abiertas al pago de impuestos y han hasta la fecha cubierto las obligaciones que tienen en materia fiscal.

El Economista