Global

Un icónico preso político ofrece a EE UU información sobre las actividades criminales de Maduro

El comisario venezolano Iván Simonovis tuvo acceso a 33 días de sol durante casi nueve años en prisión. Los seis siguientes permaneció bajo arresto domiciliario en Caracas por su presunta responsabilidad durante el fallido golpe de Estado contra Hugo Chávez en 2002. Tras recibir un indulto el pasado mayo otorgado por Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, el legendario preso político del chavismo burló las fuerzas de seguridad y se dirigió a Estados Unidos. “He venido a Washington para entregar información sobre actividades criminales que mantiene el régimen de Nicolás Maduro”, ha sostenido este miércoles Simonovis en su primera declaración pública tras su liberación. Los detalles que ha recabado de funcionarios y militares activos, según cuenta, abordan los lazos de Maduro con grupos terroristas, la guerrilla colombiana, Hezbolá y organizaciones ligadas al narcotráfico.

Tras pasar un mes bajo el anonimato, Simonovis escogió la casa del embajador de Venezuela, controlada por el equipo de Guaidó, para anunciar su plan de colaboración para derribar a Maduro. En el relato ofrecido a la prensa, acompañado de su esposa Bony Pertiñez, el comisario aclaró que la información que le está entregando a la Administración de Donald Trump proviene de funcionarios y militares en activo que lo ayudaron a escapar y que “no están de acuerdo con lo que está sucediendo en el país”. “Esos funcionarios me han suministrado mucha información y la estoy trayendo a este país para potenciar los expedientes que ya existen y, si no, abrir investigaciones sobre estos casos que estoy presentando acá”, apuntó.

El policía de investigación criminal afirmó que usaría toda su experiencia para conseguir “la libertad de Venezuela”. En su agenda tiene previsto reunirse esta tarde con el representante de Estados Unidos para Venezuela, Elliots Abrams, y durante la mañana y la jornada de ayer sostuvo distintos encuentros con representantes republicanos y demócratas. El general venezolano Cristopher Figuera, que este martes se confirmó su paradero en EE UU, no figura en su lista de compromisos. “Honestamente, no sé dónde está ni bajo la protección de quién está”, aclaró el comisario sobre el máximo responsable del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), quien abandonó las filas del chavismo el día de la liberación del opositor Leopoldo López, facilitada por varios de sus agentes.

Simonovis no supo responder las razones específicas de por qué falló el plan que pretendía tumbar a Maduro el 30 de abril. El comisario se refirió a las declaraciones ofrecidas por Figueroa en las que reconocía que él había sido quien apresuró la operación que estaba pautada para el 1 de mayo. “Igual se tiene conocimiento de que en esa operación estaban involucrados altos personeros del Gobierno, como el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, el ministro de Defensa (…). En algún momento esa noche hubo un cambio y decidieron no apoyar lo que habían pactado ya y firmado que iban a hacer. Existe un documento en el que se constata que todos estaban de acuerdo” en que Maduro tenía que abandonar el cargo para darle paso a Guaidó y su plan de transición pacífica.

El País

About the Author