Nacional

Urge reactivación económica para contrarrestar desaceleración: IDIC

El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) consideró que es necesario que el gobierno federal instrumente un programa de reactivación económica ante la desaceleración, misma que ya tiene efectos en sectores productivos estratégicos y la creación de empleo, pues, advirtió, que de no hacerlo, “podría perderse la oportunidad de evitar una mayor precarización socioeconómica de México”.

Indicó que la creación de plazas laborales ha sido una de las principales fallas en el modelo mexicano en los últimos 40 años, lo cual ha provocado que el 56 por ciento de la población ocupada se encuentre en la informalidad.

Recordó que ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hay 20 millones de trabajadores, mientras que 5 millones más laboran en el sector público, mientras que 32 millones están en la informalidad, la cual consideró “se debe revertir”.

Destacó que entre diciembre del 2018 y en los primeros cinco meses de este año el ritmo de generación de empleo formal se ha debilitado, pues solo en 9 estados se registra un incremento.

Destacó que las actividades de la construcción, la industria y el comercio se han visto afectadas por la desaceleración, la cual o solamente ha afectado el ciclo económico.

Como efecto de la situación económica del país, entre enero y mayo de este año la cifra total de empleo formal registrado ante el IMSS se elevó en 303.5 mil, la cifra que no compensa la pérdida de 378 mil reportada en diciembre del 2018.

El Instituto a cargo de José Luis de la Cruz comentó que en contrate de lo que ocurre en el sector público, la iniciativa privada mantiene un mejor desempeño en el sector de la construcción.

Mientras que la manufactura se encuentra en un escenario de baja inversión, por lo que su debilidad ha llegado a la subutilización de su capacidad operativa y en consecuencia, se han generado pocos empleos.

En el caso del comercio al por menor, el retroceso se presenta a pesar de que hay una disminución de la precarización del mercado laboral y un aumento de la masa salarial.

El IDIC consideró que la “desaceleración profundiza el desequilibrio social que se vive en lugares estructuralmente marginados, al mismo tiempo que limita el desarrollo de aquellos estados que deberían ser parte del motor de crecimiento y bienestar”.

Agregó que dada la situación adversa, es necesario que se instrumente un programa de reactivación económica, pues en caso contrario se perderá la oportunidad de evitar una mayor precarización socioeconómica de México.

La Jornada

About the Author