Diputados aprueban reforma a la Ley de Adquisiciones para comprar medicamentos en el extranjero sin licitación

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube

La Cámara de Diputados aprobó la reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público que otorga la facultad al gobierno federal de realizar compras de medicamentos e insumos médicos en el extranjero sin licitación a través de organismos intergubernamentales internacionales.

Con 290 votos a favor y 71 en contra los diputados federales avalaron el dictamen con proyecto de decreto presentado por el coordinador de Morena de la Cámara Baja, Mario Delgado, que también permitirá adquirir bienes o prestación de servicios para la salud en el extranjero.

“Queda exceptuada de la aplicación de la presente ley la adquisición de bienes o prestación de servicios para la salud que contraen las dependencias y entidades con organismos intergubernamentales internacionales, a través de mecanismos de colaboración previamente establecidos, siempre que se acredite la aplicación de los principios previstos en la Constitución Política”, señala el párrafo adicionado a la Ley de Adquisiciones.

Durante la discusión, el presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados, el legislador del Partido del Trabajo, Óscar González, defendió que la intención de la reforma es facultar al presidente de la República a que pueda atender con suficiencia la atención y el abastecimiento de medicamentos en el país.

“Con esto rompemos un monopolio de medicamentos en nuestro país. La idea central es dotar al Ejecutivo de los instrumentos necesarios para que puedan comprar medicamentos fuera de nuestro país, lo que en este momento no se permitía”.

Para fijar la posición de Acción Nacional (PAN), la diputada Martha Elisa González, declaró que con esta modificación se permite realizar compras en el extranjero de forma discrecional, sin cumplir con los tratados internacionales que ha firmado México en la materia, y sin cumplir con los procedimientos de licitación y transparencia.

“Esta reforma no ayuda a la salud pública, al empleo ni al ingreso de las familias, y nos pone en riesgo de contar con el abasto de medicamentos seguros y de calidad para los enfermos de mayor vulnerabilidad, de vacunas para completar los esquemas de vacunación nacional”.

El Economista