Líbano: había 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio en el lugar de la explosión; 73 muertos y 3,500 heridos

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube

El primer ministro libanés, Hasán Diab, confirmó la presencia de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas “desde hace seis años” en un almacén en el puerto donde sucedió la explosión de este martes en Beirut, lo que supuestamente habría causado la explosión en la zona, si bien aún no hay una confirmación oficial.

Diab resaltó que los responsables de lo sucedido “pagarán el precio”, sin dar detalles sobre las posibles causas de las explosiones. “Es una promesa a los mártires y a los heridos”, informó, según recogió la agencia libanesa de noticias, NNA.

El balance de víctimas a causa de la potente explosión que sacudió este martes la zona del puerto de la capital de Líbano, Beirut, ascendió a 73 muertos y más de 3 mil 500 heridos, confirmó el Gobierno.

La Cruz Roja publicó una alerta para pedir donaciones urgentes de sangre para atender a los heridos, de acuerdo con Europa Press.

Fuentes citadas por NNA señalaron que el incidente habría tenido lugar en un silo del puerto que acoge una fábrica de fuegos artificiales, mientras que el director de Seguridad Nacional, Abbas Ibrahim, puntualizó que no se pueden aclarar las causas del suceso hasta que no concluyan las investigaciones.

Ibrahim resaltó además que en la zona se encuentran explosivos incautados en el puerto de Beirut desde hace años, sin pronunciarse directamente sobre si han estado detrás de la potente deflagración en la zona.

Israel ofrece ayuda humanitaria

Por su parte, fuentes oficiales israelíes negaron cualquier vínculo del país con lo sucedido, que ha tenido lugar en medio del incremento de las tensiones entre Israel y el partido-milicia chií Hezbolá.

Así, los ministros de Defensa y Exteriores de Israel, Benjamin Gantz y Gabriel Ashkenazi, respectivamente, recurrieron  a mediadores internacionales para ofrecer ayuda humanitaria y médica a Líbano, según el diario israelí ‘Haaretz‘.

En este sentido, fuentes de Hezbolá citadas por la cadena de televisión libanesa descartaron que el incidente tenga relación con un ataque por parte del Ejército de Israel.

La explosión sucedió durante una grave crisis económica en el país -la peor desde la guerra civil (1975-1990)- y se teme que la destrucción ocasionada por las mismas impacten directamente en los trabajos de importación de alimentos y otros productos básicos.

En este sentido, el Consejo Supremo de Defensa ordenó la importación del trigo perdido a causa de las explosiones y que se lleven a cabo preparativos para que el puerto de Trípoli pueda llevar a cabo las actividades de importación y exportación.

Diab hizo llamó a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) para crear un fondo de emergencias para ayudar a que Oriente próximo no sufra una grave crisis alimentaria, un extremo que reconoció como una posibilidad.

Aristegui Noticias